Los Relatos de Alicia: Un día cualkiera

Estaba haciéndole la parada a un taxi mientras se para un carro y me empieza a decir, “mamita rica, súbete te doy un ride, con eso culito has de hacer bombones” me pongo a pensar si alguna vez un piropo de esos haya tenido éxito, no han pensado que ofender a una chica no es la mejor manera de romper el hielo? Quizá lo único que pretenden con esas cosas es quedar como machotes con los amigos.
Yo me dirigía a un hotel de San Pedro, un empresario del D.F venía a la ciudad de negocios y pues quería compañía y solicito mis servicios, así que tras un intercambio de emails nos habíamos puesto de acuerdo en los términos del evento.
Llegue puntual a la cita, tenía que hablarle al cliente para que bajara por mí, ustedes mis queridos lectores no saben a veces las que tiene que sortear una para poder entrar a esos grandes hoteles.
Bajo por mí, un hombre de entre 35 y 40 años, cabello entrecano, muy bien conservado pero ya se le notaba la sabiduría en su cabellera, entramos sin ningún problema, llegando a la habitación nos sentamos a platicar, me ofreció algo de beber pero como no acostumbro a beber alcohol, le acepte un vasito de agua.
Entre platica y platica se dejo sentir muy caballeroso y muy culto, en eso se me acerco y empezaron los arrumacos ya saben, mi trato es siempre de novia, besitos  y caricias para que se sintiera en confianza y en vez de romper el hielo, fundirlo con nuestro calor.
Me tomo de la mano y me dirigió hacia la parte de la habitación donde se encontraba la cama, ahí poco a poco comenzó el toqueteo , despacio me empezó a desvestir, me acariciaba y me decía que piel tan tersa y suave posees muñequita, sus piropos eran tiernos y con clase, dulce, como a una mujer le gusta que la consientan.
Se tomó su tiempo en prenderme, recorriendo con caricias y besos mi cuerpo, como quien sabe donde está la meta y no tiene prisa por llegar. Le preocupaba que yo disfrutara, era sin duda uno de los clientes más atentos con los que había estado.
Me agarró y empezamos con un 69, que utilicé para que en realidad sacara su lado oscuro, mientras estábamos prodigándonos los 2, tuve un deja vu,  pues con un tono de voz morboson articulo “con este culito, has de hacer bombones, chiquita” . En ese momento, en ese instante, me quería morir. “Era todo un caballero!” Pensaba para mis adentros.
Mientras estaba en lo mío con ojos de sorprendida, al escuchar eso que al principio me preguntaba si alguna chica había caído rendida…  pues ya lo tenía en vivo! Quien pidió caldo?
Después de terminar con el 69 cambiamos a la pose me subi en el el se sento al filo de la cama y quedamos cara a cara, en eso se saco otro de la manga que me dio risa pero aun estaba sorprendida “que rico se mueven tus meloncitos para chuparlos nena, muévelos como a ti te gusta, se que te gusta, muévelos para mi, ya sabes cómo le gusta a tu papi.”
Aquel tipo culto se había convertido en un albañil, sin ánimos de ofender a nadie. En el sexo, todos sacamos nuestro lado más fiero, pero no necesariamente debe ser vulgar.

¿YA LA CONOCISTE EN PERSONA? ¡DEJA UN COMENTARIO Y CALIFICA SU PERFIL!

5 Comments on this post

  1. Watermelons moving ? Just recently…isn’t it ?

    Idontbeleiveit / Responder
  2. Alicia:
    De mi parte creo que recibiste un trato amable, caballeroso, educado y una resena suigeneris, que ya tiene un sitio en la Historia.

    Yo recibi de ti un tratamiento que no sera superado, tal vez igualado, inolvidable, sensual, abundante en sensaciones que me hicieron ver las puertas del cielo y del infierno, hable lenguas muertas… que mas puedo decir!

    Amen

    frayantro / Responder
  3. yo por eso les digo te doy por el culito mami?

    underside / Responder
  4. chingao
    que se podía esperar de un chilango

    regiohot / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.