Los Relatos de Alicia: Donde habitan las fantasías

Tenía un cliente que, antes de una cita, se pasaba varios días mandándome mails, haciéndome llegar imágenes y videos de páginas porno para que viera lo que el cuerpo le pedía.

Me comentaba, que le resultaba muy complicado revelar algunos secretos tan oscuros de su intimidad a su esposa, que le preocupaba sobremanera qué pensaría ella de él, si pensaría que estaba mal de la cabeza, que era un viejo obsceno.

Aquellos videos que él me mandaba, eran de porno europeo de los años 90, películas que se rodaban en grandes mansiones, en las que las doncellas llevaban vestidos muy cortos y al limpiar dejaban entrever sus moldeados glúteos, escoltados por medias y ligueros. En las que el párroco que venía a confesar al moribundo patriarca, traía consigo a una joven novicia que bajos sus hábitos escondía su cuerpo desnudo sólo protegido nuevamente con unas medias blancas y un liguero de encaje a juego.

No se imaginan cómo aquel hombre me hizo despertar a una sexualidad para aquel entonces oculta para mí. Al ver aquellas películas mi mente volaba y prácticamente podía sentirme en aquella mansión dando rienda suelta a mis más íntimos deseos.

Pero una vez, como dicen aquí, se saltó completamente la barda. Cuando llegó a la ciudad, pasó a por mí y me llevó a una tienda de trajes de novia, donde me hizo comprarme un presuntuoso traje blanco, de esos con los que todas las niñas soñamos de pequeñas. Después, pasamos a una tienda de lencería íntima y me compró un corsette blanco ajustadísimo con liguero a juego y unas medias color carne preciosas.

Yo no sabía bien que pensar, me dejé llevar, al fin que a nadie le amarga un dulce, pero estaba bien sorprendida, no articulaba palabra. Pero aquello no acabó allí, me llevó a comprar zapatos, después a una estética donde dijo que era su hija, que me casaba esa tarde,  y que me quería ver como la novia más bella del mundo, que no escatimaran en gastos.

No salía de mi asombro. Ya ni siquiera era, lo que estaba viviendo yo, que era surrealista. Aquel hombre llevaba gastados no menos de quince mil pesos aquel día, simplemente preparando una fantasía.

Tras un largo día, llegué a la suite del motel, vestida de civil y con peinado de boda, donde me esperaba sobre la cama el resto del kit de fantasía que mi cliente había comprado para su noche de lujuria.

Mientras él apuraba en el sofá una copa de whiskey, en el dormitorio me puse todos los accesorios y al salir, él se quedó  mirándome fijamente como mira un león a su presa, y sin decir palabra se incorporó y acercándose a mí, me besó apasionadamente perdiendo sus manos en mi faldón, cual pirata en búsqueda del tesoro que habita entre mis piernas.

Se arrodilló y comenzó a hacerme sexo oral mientras yo sujetaba con mis manos el vestido, en una postura cuanto menos poco ortodoxa. Enterraba su lengua en mi entrepierna mientras  agarraba mis nalgas con fuerza con sus manos.

Ese día, fue uno de los encuentros sexuales que más han marcado mi vida, y mi trabajo. Descubrí cómo una chica normal, con la ropa adecuada, se transforma en una diosa de las fantasías. La ropa adecuada es como el portal a un universo completamente diferente, donde habitan las fantasías.

 


¿YA LA CONOCISTE EN PERSONA? ¡DEJA UN COMENTARIO Y CALIFICA SU PERFIL!

9 Comments on this post

  1. Eso estuvo bueno y ya te imagino con el atuendo y todo , seguro te veias preciosa.

    Rocco / Responder
  2. esta buena la resema, lastima que ya se va alicia… =(

    masturbin / Responder
  3. Quedara su escuela con las Dolls.
    Ojala la lenceria no la abandonen.
    Amen

    Fray Antro / Responder
  4. Alicia, no te retires todavía hasta que hagas una visita a Puebla, para despedirte como te mereces, he soñado contigo.

    Saludos

    Power / Responder
    • admin

      ya estoy casi retirada! faltan solo 17 dias!

      admin / (in reply to Power) Responder
      • Hola alicia me encantan como siempre tus reseñas, me acabo de enterar que te retiras, te pido que no te retires solo te conozco por fotos y yo kisiera un servicio contigo en puebla mi preciosa niña y mi alicia de mis fantasias, es que por eso ven pronto a puebla para sacar una cita contigo. Saludos desde Puebla y en espera que vengas pronto.
        Mi correo es [email protected] si puedes enviame otras fotos tuyas para estar pensando mas en ese encuentro que kiero tener contigo besos haaa y me encanta verte hasta me pones muy nervioso

        raul / (in reply to admin) Responder
  5. Asombrosa reseña Alicia, solo de leerla te pude ver , y hasta palpar en mi abundante imaginación

    El charly / Responder
  6. Hola soy nuevo en esto.. Pero me gustaria pasarla bien y mas si es contigo y mucho q mejor en tu depespedida, me gustaria saber donde estan hubicados, para ser cliente de ustedes, me retiros y espero respuesta.

    Marmotas / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*